martes, 6 de abril de 2010

FERVOR RELIGIOSO Y VACACIONAL

Como cada año por estas fechas hemos asistido a las procesiones de vehículos en las carreteras y las caravanas de capirotes, bandas e imágenes desfilando por las calles de nuestras ciudades y pueblos. Este año gracias a la benigna climatología se han cubierto las plazas hoteleras y ha sido todo un éxito de asistencia de cofradías y público.Y  es que si en algo destacamos los españoles, es en nuestro fervor religioso y vacacional. Para Semana Santa, imprescindible tener dispuesta una maleta, una túnica o una mantilla. Fervor religioso sí, mucho, pero escasa tolerancia con otros cultos. Me viene a la mente un artículo, publicado hace unos días, referido al desalojo de un grupo de musulmanes de la Mezquita de Córdoba, al cometer la "osadía" de tratar de practicar la oración en dicho recinto. ¿ Tan díficil resulta compartir un espacio de culto?. O será que debemos preservarnos de la competencia religiosa desleal o de alguna macabra pandemia portada por los "infieles". Viendo que en Francia se pretende prohibir cubrirse el rostro, quizás los nazarenos deban adaptarse a los nuevos  tiempos y leyes que corren, y mostrarnos su rostro de penitente de semana santa. Claro que en España por menos montan otro motín de Esquilache.

Yo, sinceramente, en esta época me quedo con la celebración fenicia de la primavera y su adoración al sexo.

1 comentario:

  1. yo también estoy por celebrar la festividad fenicia

    ResponderEliminar